Make your own free website on Tripod.com



Alabanza Maxima
HABITACION DE DIOS

Herman Gajardo González

Existe un lugar sorprendente que necesitamos conocer. Un lugar donde cosas extraordinarias ocurren. Es el lugar donde Dios habita.

 

Pero Tú eres Santo, Tú que HABITAS entre las alabanzas de Israel. Salmo 22:3.

Una de las cosas impresionantes que tiene Dios, es que se viene a vivir en medio de las alabanzas de su pueblo. Cada vez que elevamos nuestras voces, nuestras manos, nuestra vida en alabanza y adoración hacia el Señor, Él viene y establece Su habitación en medio nuestro. ¡Esto es maravilloso! ¿Sabe por qué?, porque donde Dios habita, suceden cosas poderosas. Donde Dios habita, no hay más enfermedades, no existe el dolor, no hay alguna clase de problemas.

Todo lo que Dios es se manifiesta para nosotros. Miremos por un momento el libro de los Salmos: Cantad a Jehová, que HABITA en Sión Salmo 9:11; Este monte de Sión, donde has HABITADO Salmo 48:2; ...Y Su HABITACIÓN en Sión Salmo 76:2; Jehová ha elegido a Sión; la quiso por HABITACIÓN para sí Salmo 132:13; Su cimiento está en el monte santo. Ama Jehová las puertas de Sión más que todas las moradas de Jacob Salmo 87:1-2. Pero ¿por qué Sión? ¿Qué tiene de especial Sión que Dios la quiso como habitación para sí? Isaías 35 nos enseña que en Sión existe mucho GOZO y ALEGRÍA y que además allí huyen la tristeza y el gemido (v.10); los ojos de los ciegos son abiertos y los oídos de los sordos también (v.5); los cojos saltan como ciervos y los mudos pueden cantar (v.6). Es el único lugar donde el desierto florece profusamente y es hermoseado con la gloria de Dios (v.1-2).

¡Qué lugar tan grandioso es donde habita nuestro Dios! Jeremías nos enseña que donde habita Dios no existe la necesidad, pues Dios suple TODAS las cosas: Y vendrán con gritos de gozo en lo alto de Sión, y correrán AL BIEN DE JEHOVÁ, al PAN, al VINO, al ACEITE, y al GANADO de las ovejas y de las vacas; y su alma será como HUERTO DE RIEGO, y nunca más tendrán dolor Jeremías 31:12. Que maravilloso es saber que donde Dios habita, todas nuestras necesidades físicas y naturales son suplidas, porque donde Él habita siempre hay pan. Además tenemos Vino. En la Biblia encontramos que el Vino es alegría, gozo, regocijo. Donde Dios vive, abunda el regocijo. Además tenemos Aceite, es decir, tenemos la unción del Espíritu Santo sobre nuestras vidas y tenemos sanidad para cada enfermedad. También,Dios nos prosperará y hará de nuestras vidas un huerto de riego, con olor fragante a quienes nos rodean.

¡Sí! Seremos bendición a todos con quienes entremos en contacto. Y además, nunca más tendremos dolor. ¡Qué lugar tan maravilloso!. Cada vez que levantamos nuestras voces y aclamamos y bendecimos a nuestro Señor, se establece un Sión, donde Él viene y hace su habitación en medio nuestro. Y cosas tremendas comienzan a suceder. Si estamos enfermos, somos sanados; si necesitamos gozo, Dios derrama de Su vino sobre nuestras vidas; si estamos en necesidad, Dios la suple. Porque donde Dios habita, cosas poderosas ocurren.

Así que hermanos, alabemos a nuestro Señor Jesucristo con todo nuestro corazón, todos los días de nuestra existencia y vivamos siempre en Su presencia.

Home

La Parte del Señor | La Degeneración de las Palabras | Renovando Nuestro Entendimiento | Escogiendo lo Vil | Generación de Danieles | Otros Recursos | LA MUJER EN LA ALABANZA | ENTENDIENDO LO QUE CANTAMOS | SUENA BONITO, SE OYE MEJOR | ENTENDIENDO LO QUE CANTAMOS | DIOS GRANDE, DIOS PEQUEÑO | LA RAZON DE NUESTRA ALABANZA | UN CORAZON AGRADECIDO | ADORACION | SIGNIFICADOS DE ALABANZA | HABITACION DE DIOS | Lo Bueno en Mi | Donde está Jesús | Restauración de la Alabanza | Nacidos Para Adorarle | La Mejor Alabanza

Enter supporting content here