Make your own free website on Tripod.com



Alabanza Maxima
Lo Bueno en Mi

 

Por Víctor González

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza (Génesis 1:27a)

Dios hizo algo bueno en nosotros, algo hermoso y bien formado. Pero, esto no es lo que vemos. Entonces, ¿qué es lo que pasa con nosotros?

Hay emociones en el ser humano que ni nosotros mismos entendemos. A los hombres nos dan ganas de llorar por alguna razón y tratamos por todos los medios de no ceder a esas emociones porque pensamos que no es una reacción de hombres. Las mujeres por el otro lado, se sienten bien bajo la protección de un hombre y rápidamente piensan no puede ser, porque me enseñaron que no debemos sentirnos menos que los hombres Todos esos sentimientos son correctos siempre y cuando estén en el lugar correcto.

TODO TIENE SU LUGAR

Todo tiene un lugar definido por nuestro Creador. Cuando sacamos algo de su lugar y tratamos de forzarlo en otro lado, pierde eventualmente su significado y su función se deteriora y cambia. El aceptar el hecho de que somos malos, es correcto bajo el contexto que Dios lo describe e igualmente, el creer que somos buenos, es también correcto bajo el contexto de la Palabra. El hecho de que salimos de nuestro lugar al permitir el pecado al principio con Adán y Eva. Nuestra función y perspectiva se deterioró al punto de que la Biblia nos advierte de que hay hombres que llaman a lo bueno malo y a lo malo bueno. (Isaías 5:20). La verdad es que, nosotros no fuimos creados para determinar lo que es bueno o lo que es malo. Esto sólo le pertenece a Dios. Recordemos que esto, fue la mentira del diablo a Adán que hizo que cayera él y por consiguiente, toda la humanidad.

Sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal (Gen. 3:5).

En nuestros días por ejemplo, todo es visto bajo el lente de la subjetividad: Si te sientes bien, hazlo; Si mentiste por defender a alguien, la mentira está bien etc. La verdad absoluta de Dios se ha perdido detrás de nuestras opiniones y pensamientos adulterados. Llegamos a pensar de que sabemos más que nuestro Creador. Si profesamos ser sabios (más que Dios) en realidad lo que somos es necios (Romanos 1:22). Siempre recordemos que, las reglas del juego las puso Dios.

En un juego de laloncesto es legal robar la pelota si la tiene el otro equipo en juego. El jugador por más que se queje ante el árbitro, no le van a devolver la pelota. En el contexto de del juego, esto es permitido. Sin embargo, todos sabemos que si hacemos lo mismo en una tienda de deportes, vamos a terminar en la cárcel por robo. Por más que queramos, no podemos cambiar las reglas de algo establecido como no podemos cambiar las reglas absolutas de la Palabra de Dios porque El las quiso escribir así.

LO MALO

SE VE MAS

Una de esas características deterioradas del ser humano, es la de enfocarse en lo malo más que en lo bueno. Esto es evidente en las noticias de radio o televisión. Cuando oímos o vemos noticias, ya lleva en sí una connotación negativa porque, de nuevo, se enfoca mas en las malas noticias que en las buenas noticias. Al punto que decimos: No noticias, son buenas noticias. Pero, ¡Hay buenas noticias! Esto fue lo que Jesús vino a dar: Las Buenas Nuevas. Hay perdón, hay paz y podemos ser transformados. Pero, por lo regular, nos fijamos más en los defectos que los atributos de una persona o cosa. Somos más propensos a regañar a alguien que a darle un cumplido y por supuesto, hacer lo malo más que lo bueno. Esto no es lo que Dios tenía planeado para nosotros.

A IMAGEN DE DIOS

Todos nosotros, sin excepción, fuimos creados a la imagen de Dios (Gen.1:26). Quiere decir que todo ser humano, incluyendo a la persona más desagradable y repugnante que no podemos ni verla, ella también es una creación de Dios, con su firma particular, de la mano del Creador. Con Sus características, sus cualidades, sus emociones y deseos. Dios nos hizo a Su semejanza. El problema es que no las vemos como no podemos ver lo que hay dentro de una concha fea y áspera donde aparece una perla pura y brillante. Todo ser humano tiene el potencial de ser algo hermoso, aún delante de los hombres.

Desgraciadamente, por el pecado de Adán y Eva y conforme el hombre se ha apartado de los caminos de Dios a través de los siglos, esa imagen, esa representación, ese parecido con Dios se ha perdido en medio de las consecuencias del mismo pecado.

Jesús dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo uno, Dios. (Marcos 10:18) Esta es una verdad absoluta bajo el contexto de perfección divina de nuestro Creador. Por el pecado del hombre se abrió un gran abismo entre Dios y el hombre porque Dios no puede tener comunión con el pecado. Por eso vino Jesús a la tierra, para cerrar la brecha que existía entre Su creación, por su muerte en la cruz, tomando toda nuestra culpabilidad. Por su muerte, El nos hizo justos, nos hizo buenos de nuevo para El (Romanos 8:30). En otras palabras, no somos buenos por nuestro trabajo o nuestro propio esfuerzo, así es que, no podemos jactarnos porque fue una obra total de nuestro Señor (Efesios 2:8).

Por el otro lado, podemos decir soy bueno porque soy una obra total de mi Creador, soy una obra maestra, bien formado y bien hecho. Así nos ve Dios.

Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien. (Salmo 139:13-14)

Recordemos que sin El nada somos y segundo, reconozcamos que Si El nos ha limpiado y regenerado, somos una buena obra, creado para buenas obras (Efesios 2:10), somos algo único y especial. Si alguien te complementa, por alguna razón, reconoce primero que, es por Su gracia y Su perdón que eres lo que eres. En otras palabras, que la gloria se la lleve El y no tú.

Home

La Parte del Señor | La Degeneración de las Palabras | Renovando Nuestro Entendimiento | Escogiendo lo Vil | Generación de Danieles | Otros Recursos | LA MUJER EN LA ALABANZA | ENTENDIENDO LO QUE CANTAMOS | SUENA BONITO, SE OYE MEJOR | ENTENDIENDO LO QUE CANTAMOS | DIOS GRANDE, DIOS PEQUEÑO | LA RAZON DE NUESTRA ALABANZA | UN CORAZON AGRADECIDO | ADORACION | SIGNIFICADOS DE ALABANZA | HABITACION DE DIOS | Lo Bueno en Mi | Donde está Jesús | Restauración de la Alabanza | Nacidos Para Adorarle | La Mejor Alabanza

Enter supporting content here